3 de octubre de 2009

"Quiero lefar a Teté"

Éste no es un homenaje a aquellos prepúberes de Santa Justa que tan a toda mecha iban que mantenían relaciones incestuosas con sus propios familiares, Resines mediante, sino a la m-a-r-a-v-i-l-l-o-s-a fan enloquecida cuya admirable capacidad de pensamiento bidireccional la permite pasar, en cuestión de segundos, de desgañitarse con sus “guarra-puta”, a seguir la letra de la canción con un entusiasmo fuera de toda duda. Inauguro personalmente mi púlpito con ella porque qué mejor resumen de la vida que estas dos actitudes, qué mayor metáfora de cuanto ésta abarca que el titular de este post (comentario verídico encontrado al pie del presente vídeo), y que desde ya deberíamos adoptar como declaración de intenciones dándonos cuenta de que podemos sustituir “Teté” por cualquier otra palabra/personaje/circunstancia. O no; eso, a gusto de cada cual.




1 comentario:

Hola Clarice dijo...

Vamos a Lefar a Tete ya es un himno!