6 de octubre de 2009

L.E.R.D.A.s


Las lesbianas son ese colectivo de seres humanos del cual sólo se salvan 8 (yo y las 7 que me he tirado) y sobre el cual existe una proverbial y más que justificada enemistad con el colectivo de los maricas y, sobre todo, de los japis. La lesbiana común (no japi ni adyacente a japi) suele ser poco agraciada (lo cual no es un defecto en sí, sino el hecho de que no haga nada para remediarlo) y tener un sentido del humor tan escaso y limitado que la hace susceptible a todo, lo que la lleva a considerar de un mal gusto execrable reírse o que se hagan bromas de los muertos de hambre del hemisferio Sur o de lo poco estilosas que nos parecen las indumentarias de los iraquíes. Por si esto fuera poco, van de personas profundamente trágicas, cultas y torturadas, creen que la actitud más inteligente a tomar en esta vida es ir a contracorriente del mainstream simplemente porque sí, y, por encima de todo, visten mal. Como hooligans, vaya. A todas, además, las han peinado en alguna peluquería del País Vasco, la única que deben de tener allí, y todas adoptan una actitud y una pose de hombre heterosexual que nos resulta especialmente insoportable.

Esto en cuanto a las bolleras de a pie. Las famosas, además, sufren de un mal muy común y extendido entre ellas que las convierte a cada una de ellas en L.E.R.D.A.: Lesbiana Evidente Reticente De Admitirlo. Hagamos un repaso a las contagiadas más fácilmente reconocibles de nuestro país:

Rosana. La ineludible. La que primero se te viene a la cabeza en cuanto dices “lesbiana”. Ésta es mi favorita, mi ejemplar modelo, básicamente porque lo tiene todo: Es fea, es gorda, viste con la ropa que seguramente encuentra en los cayucos que atracan en su pueblo, va de cantautora profunda y comprometida socialmente (¡puaj!) y encima niega que lo que más la mola en el mundo es lamer grietas con pasión. A fuego lento te hervíamos, Rosana. ¿Se puede ser más repugnante?

Isabel Coixet. Pues sí, se puede. Éste es otro de los típicos casos de ejemplar que sólo triunfa entre los de su misma especie y que resulta intragable para el resto. Ya sólo haberle pisado el vestido a Penélope en los Oscar es un motivo más que suficiente para odiarla, pero ese look despreciable hecho a base de trajes hombrunos y gafas de pasta y ese deje de intelectual pedante y pretenciosa que lo ha leído todo, lo ha visto todo y lo sabe todo de la vida, completan nuestra profunda animadversión hacia ella. No, Isabel, ni tú ni tus películas molan.

María del Monte. Todo un clásico. España entera se huele que la Pantoja y ella se debieron dar sus buenos revolcones justo la noche antes en que ambas, visiblemente emocionadas, entonaron juntas el “Gracias por venir” en aquel momento mítico del panorama televisivo español, pero la del Monte, a la que sin duda le van más los arbustos que los pinos, sigue negándolo o, peor aún, repitiendo que “de su vida privada nunca ha hablado y nunca lo va a hacer”. Bollera cien por cien, vaya, que sólo hay que ver a las fans que la tiran las bragas en sus conciertos.

Lina Morgan. Continuamos con las clásicas de la tercera edad. Otra que tal baila, en este caso ni sevillanas ni copla, pero sí revista, que pese a ser un género muy heterosexual, ni a nosotros ni a nadie se le ha escapado nunca de qué pie cojea Mª de los Ángeles López Segovia, que es un nombre así como muy de asidua al Escape o al Fulanita de tal si la mujer tuviera 40 años menos. Lina, Lina, ¿cómo aprendiste a hacer eso con la boquita que tanta gracia nos ha hecho a todas las generaciones?

La vicepresidenta. Y para rematar el apartado de las de la tercera edad, esta especie de ciborg arrugado con tendencias más que sospechosas, nunca aclaradas y propiciadoras de maravillosos rumores como el que afirma que Mª Teresa a quien le hace la declaración de patrimoniales es a la presentadora que viene a continuación.

María Escario. Nos entra la risa sólo de pensar la cantidad de elementos claramente bolleriles que se relacionan con este personaje: su corte de pelo, sus hechuras y, fundamentalmente, su amplio conocimiento del mundo deportivo, mundo del que todo japi reniega como norma básica. ¿Que tú no le das al cunnilingus, María? Claro, claro, y nosotros somos buenas personas, no te jode.

Eva Hache. También algo hombruna, poco agraciada y tal, pero ésta nos cae bien, mira tú por dónde, porque al menos hace honor de una cara de chiste y un sentido del humor que la desliga por completo del carácter rancio intrínseco de la lesbiana común. Es bastante probable que sus gracietas y pizpiretismos varios sólo sean exigencias de un guión más que pensado, pero eso lleva precisamente a que Eva nos caiga mejor. Eso sí, lo de “primera mujer presentadora de un late-night” es más que discutible.

Chelo García Cortés. Uf, otra que nos produce pesadez estomacal. Ni sus entrevistas a personajes del corazón, ni su amistad con la Pantoja (otra a la que podríamos dar un puestecito en esta lista, aunque creemos que lo suyo han sido más bien experiencias aisladas), ni siquiera el hecho de que ésta sí haya salido del armario (sin hacer nada de ruido, pero bueno), nos convencen. Simplemente, su perpetua expresión de sargento cabreado, su total ausencia de empatía y su corpulencia cuasi vigoréxica nos dan bastante miedito, la verdad.

Inma Serrano. Ésta es la novia de la canaria. Y poco más tenemos que añadir de ella/él, lo dicho de la otra cantautora gorda también es aplicable a ésta.

Bebe. Ok, con ésta tenemos que admitir que la chica ha mejorado bastante. En su nueva etapa ha resurgido con melena larga, maquillaje, ropa que no parece sacada de un lefties... muy bien, Bebe, así, sí. No obstante, todavía nos es difícil desligarla de esa imagen perrofláutica como de judía recién sacada de Auschwitz con la que quiso (¡quiso!) darse a conocer. Esta infamia, unida a aquella vergonzosa portada en una popular revista donde todos pudimos apreciar su casi ausencia de mamelles y su constante adscripción a causas sociales, hace que a los ojos de los japis a esta vagabunda venida a más la quede todavía un largo camino que recorrer para ganarse nuestro total reconocimiento.

Me queda por hablar de un prototipo mucho más interesante, las L.A.G.A.R.T.A.s (Lesbianas Atractivas, Guapas, Altas, Ricas, Triunfadoras y Anglosajonas). Pero esto, otro día.


17 comentarios:

Jei dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD grande!!!

la Coixet no es bollo (aunque lo parezca), pedazo maromo negro que la vino a recoger en barna a la salida del AVE!! se metieron la lengua hasta la campanilla!

Magapola dijo...

Me parece a mí que las nuevas generaciones son otra cosa...

MacLamala dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA
Genial, querida.

espero el fasciculo de LAGARTAS dentro de poco.

Teresa dijo...

Lo que me he reido...mancanta total

Bebe, la Coixet y Eva Hache son lesbianas? que fuerte

LA DESGRACIÁ dijo...

Eva Hache está casada con Jon Andres Papila. Búscalo o si no pincha aquí

http://www.lasprovincias.es/galerias/gente/media/presentadora-cuatro-hache-marido-7-20070214.jpg


Isabel Coixet, como dice Jei, no es lesbiana. Y lo siento, Bebe tampoco. De hecho les conocí una vez en león, a ella y a su NOVIO guapísimo.

Creo que tú haces al revés... Ves una mujer fea y dices ¡¡LESBIANA!!
Por otra parte.. lo entiendo

Siento joderte un poco el post xDD

bss

LA DESGRACIÁ dijo...

Rectifico. A ti nadie te puede joder un post, querida.

lorena dijo...

me partooooooooooo!!!!!!!!!!!!!! q buenoooooo x favorrrrrrr!!!!!!!!!!

Madame Sarna dijo...

Me alegra que hayas incluído a Eva Hache, a La Coixet y a Bebe porque aunque no sean lesbianes es mucho peor ser hetero e ir dando la imagen de lerda por la vida.

Eva Hache es fea y va de graciosa además seguramente lame coños de vez en cuando.

Isabel coixet tiene cara de pan, viste de pena y es una petulante como la mayor parte de los actores y directores españoles.

Bebe no se lava y seguramente tiene Sarna y SIDA, así que da igual.

Anónimo dijo...

Mu güeno, pero que mu güeno. Me encanta el cyborg arrugao, ya decía yo que tenía un aire a un Terminator un poco ajado, protegiendo a su John Zp Connor particular.
¡¡¡Esa Ladi JAJA al poder!!!

MasqueLesbiana MuyMujer dijo...

Menudo montón de mierda ¿No tienes ningún tópico más del que tirar? Las lesbianas son feas, están mal folladas, odian a los hombres, o peor todavía, quieren ser como los hombres... Jajajaja, no has dado ni una. La mitad de las que pones aquí no son lesbianas, en cambio, faltan un montón de chicas que sí lo son, pero claro, como están buenas, no se te pasa por la cabeza que no sean heteros.

¿Qué os hace pensar que todas las lesbianas son así? Vuestra ignorancia, que hace que cuando veis a una lesbiana que está buena intentéis ligarosla, o peor aún, proponerle un trío.

Yo soy lesbiana y estoy bastante buena, y la chica con la que me acuesto también, ya le gustaría a más de un@ pillarla.

Y no, no soy especialmente susceptible, lo que pasa es que ver publicado en Internet tanta gilipollez junta hace que salte cualquiera. Y mira que soy tolerante, que tengo amig@s hetero y todo. Jajajajaja

Anónimo dijo...

Joder, que patética tu y tus amiguitas sin cerebro que hacen comentarios. Más os valía vomitar la comida para no engordar que seguir vomitar la bilis que os provoca vuestra vida sin cerebro. ¿Por qué os molesta tanto con quien se acuesta o a quien come el coño o la polla cada quién? ¿por que no sois capaces de comeros lo que realmente os apetece? Sobraís, zorras poligoneras...

MacLamala dijo...

Gracias, Anónimo, por tus consejos. Ya vomitamos, tranquilo.
Poligoneras, dice jajajaajaja me descojono.
Primero revisa tu comentario, a ver si encuentras los fallos gramaticales porque parece que te ha dado un ictus mientras lo hacías.
Bueno, al menos te esfuerzas...

Eloise dijo...

No soy lesbiana, querida, tengo amigas estupendas que lo son y todas tienen muy buen aspecto.
Me parece de ignorante total relacionar lesbiana con ser fea, gorda e ir mal vestida. Ser lesbiana es una opción sexual, no una etiqueta según la pinta que tiene cada una.
Me parece lamentable que te burles de ellas por su peso o su belleza o falta de ella, eso demuestra lo superficial que eres. Y al decir al hablar de Bebe: esa imagen perrofláutica como de judía recién sacada de Auschwitz, demuestras que eres un ser deplorable, porque esa comparación no tiene perdón ni vergüenza.
Tu post completo es una falta de respeto, pero cada cual se retrata con sus propias palabras. Si para ti esto es humor inteligente, mejor dedícate a otra cosa.
Por suerte, existen muchas personas con valores, de los cuales careces, por no nombrar la educación. Lo que más necesita esta sociedad es más cultura y menos cantamañanas, como tú.

MacLamala dijo...

Veo que vuestro sentido del humor brilla por su ausencia.
Miraoslo y controladlo porque es una mierda ser un sies@ y no saber entender el humor del blog

Anónimo dijo...

Japis, tenéis el sentido del humor en el culo, así os va...

MacLamala dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

patetico rastrero ignorante