5 de octubre de 2010

¡Qué maravilla!, o Concha Cuetos live in concert

Como invitados de lujo a cualquier sarao que somos, el domingo los japis fuimos requeridos para ir a la fiesta QUÉ MARAVILLA, UNA FIESTA PARA SEÑORAS, a cargo del maravilloso Isaia’s (Jorge Calvo) en calidad de anfitrión. El maestro de ceremonias se arrancó nada más empezar el espectáculo con una maravillosa y totalmente necesaria versión, entre la copla y el electropop, de ese hit de Miss Sánchez que ya creíamos mega pasado, “Tengo para ti”. Después de la actuación estelar de Omeoprazol y de ver cómo la cara de Alaska, desencajada entre el público (ella es muy cercana, muy de mezclarse con las multitudes), se iba convirtiendo poco a poco en la máscara de Scream a fuerza de desgañitarse, alcanzamos el máximo nivel de paroxismo cuando salió al escenario… ¡¡¡CONCHA CUETOS!!! La que fuera Lourdes Cano en la rebotica (Lourditas para los fans) y ahora es lo más parecido que tenemos a la Meryl Streep española, hizo los coros, bailó y se paseó con el mayor de los garbos. Luego se espatarró en los sofás y otras glorias como Emma Ozores o la doble de Nieves Herrero en las escenas de acción se pasaron el resto de la velada inflándola. El documento gráfico:



Tras todas estas emociones llegaba el momento de reponer fuerzas: ¡el momento sopa! Nos sacaron un puchero tamaño Mariah Carey para rellenarnos unas preciosas tacitas de sopa maravilla (la que tiene puntitos). Y aunque alguno de los japis casi tiene que comérsela cortándola con cuchillo, hemos de decir que estaba riquísima.

Y, por último, otros dos de los momentos álgidos de la celebración: primero, un ex componente de “Diabéticas aceleradas” que no podía ni tenerse en pie necesitó asistencia para subir al escenario hecho un cuadro, acompañado de un flotador con forma de banjo y vestida de Jessica Rabbit. Ni sabemos lo que ladró cantó, la verdad. No lo sabía ni ello él. Y segundo, como fin de fiesta (luego subió otra drag al escenario pero más propia de un cutre monólogo del Gula-Gula, sin gracia ninguna), nuestro esférico anfitrión mejoró si cabe el que es nuestro japi-hit de estos momentos, “Catherine Deneuve aquí, Isabel Huppert p’allá…”:




No recomendamos ir a nadie a este evento el próximo mes porque entonces seremos más y: a) perderá el carácter elitista/underground que tiene hasta ahora, y b) tocaremos a menos sopa, pero nosotros, como élite cultural que somos, obviamente repetiremos, y la próxima será para pasar por el photocall directamente.

Una foto de la actuación de Isaia’s:


2 comentarios:

Ladesh Viada dijo...

Espero que la próxima vez me aprueben el permiso en la clínica. Gran crónica, Lady Jaja. Y muy acertada la foto del anfitrión.

Jei dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDDDD

ays, claro, esto es lo que define el adjetivo mordaz. Gracias por instruirme, Lady Jaja :D