29 de marzo de 2010

¡NOTICIÓN! Ah, no...

"Ha sido un proceso muy intenso, angustiante y doloroso, pero también liberador. Les juro que cada palabra que están leyendo nace aquí nace de amor, purificación, fortaleza, aceptación y desprendimiento. Que escribir estás líneas es el acercamiento a mi paz interna, parte vital de mi evolución. Hoy ACEPTO MI HOMOSEXUALIDAD como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!"

Por tres céntimos de euro, estimadas lectoras (sobre todo si sois treinteañeras ancladas en los early 90's, eternas adolescentes proclives al fenómeno fan mojabragas o marujas magras con escasa vida sexual, todas cortas de entendederas y especialistas en el autoengaño): ¿a quién corresponden las precedentes líneas de encabezado?
  • Al sermón en diferido de un telepredicador gordo y negro de Louisiana en pleno éxtasis anal.
  • A una reunión de alcohólicos anónimos después del vemourth para celebrar los 20 días de sobriedad.
  • Al libro de autoayuda que la cantautora Rosana acabó tirando, cansada de atascarse en "acepto mi".
  • A vuestro novio el sensible ante el espejo, mientras se quita la lencería femenina y saca las Zero

Bien podrían haber correspondido a cualquiera de esas opciones, así que el premio os lo lleváis sí o sí. Pero quien en realidad las ha vertido por su orificio fonador ha sido un popular cantante portorriqueño en su WEB.

Parece que es la auténtica, pero dado que hay varias páginas que van de rollo medio o.f.i.c.i.a.l. y que pasamos en moto de ir comprobando credenciales, dejamos abierta la puerta trasera posibilidad de que sea un bulo. Nosotras, que somos muy malas y nos dejamos enredar a la primera, porque pruebas de su heterosexualidad machorra de birra y jambas hay a tutiplén...


Ricky Martin, el hombre.

Compartir



4 comentarios:

Ladesh Viada dijo...

eeeeeeeeeeeeeehhhh perdona???????

creo que acaba de derrumbarse mi pre-pubertad...

Knor Maduval dijo...

Ahora hay que saber quien de los dos es el pasivo

Yos dijo...

Ya sabemos por que estaba en el armario el día aquel del 'sorpresa sorpresa'.

Magapola dijo...

Ay, si es que tanta maría, tanta marí(c)a...