12 de mayo de 2010

Hola, soy un… ¡diplodocus!


Sí, soy la cosa que salió del coño de Cher-nobyl. Ninguno me conoceréis por mi nombre, Chastity Bono, así que llamadme, masa, ser, moquete… No soy exigente.

Mi vida ha sido muy dura, desde muy pequeño/a tuve que soportar el peso de… mi cuerpo. Caminar se me hacía tremendamente costoso. Por ello, mi madre, la famosísima cantante con voz de hombre con enfisema, decidió comprarme un medio de locomoción que evitara esas fatigas, una carretilla. Las niñeras que contrataba mi madre no duraban mucho, no entiendo por qué, yo las quería… comer.

A los 4 meses era una hermosa y sana niña de 300 kg. Mi madre se volvió loca y empezó a hacerme reducciones de estómago. Tras varios años encerrada en una jaula, donde jugaba con una piedra y un trozo de tela mientras era alimentada a base de peces y vísceras (a los 20 años cogí un poco de peso, llegué a las 2 toneladas y media), de visitas a psicólogos y de ver cómo Cher iba volviéndose loca sin gesticulación alguna, mi vida tomó un camino y una estabilidad.

Comía, dormía, gruñía, comía, me paseaban, comía, intentaba cantar, me hice gay, me comí a mi pareja, me hice lesbiana, talé árboles, comía, aparecí en Austin Powers en el papel de Gordo Cabrón… Pero aún no era infeliz. Mi ansiedad aumentó y los niños lloraban al verme. Necesitaba un cambio, de sexo.

Al no saber si era gay, lesbiana o zoofílico, le dije a mamá: “Cher, quiero ser como tú, quiero un pene”. Recuerdo ese día como si fuese ayer:

Yo en el container dándome un baño.

- Mami, bonita, reina, guapa, quiero tener una tranca.

Ella, Cher, muy digna a los 2.340 años, mientras bebía la sangre de nuestro cocinero virgen…

- DO YOU BELIEVE IN LIFE AFTER LOVE?

- Mamá, te digo que quiero…

- I’m strong enough!

- … una operación de sexo!

- Taxi, taxi!!!!

Y salió de casa buscando un cirujano. Me apoyó en todo. Por fín la vida y su constante devenir tenían sentido.

Ahora, con un pene que no llego a verme, llamándome Chaz Bono(bus), con una figura envidiable por cualquier marsupial y con una ONG para enfermos como yo, soy feliz.

No me envidiéis, soy así.


Compartir

12 comentarios:

Knor Maduval dijo...

Me meoooooo

MacLamala dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJJA :D

kingos-gos dijo...

Me debato entre el ataque de risa y el momento: aaaay pobrecita/o!!!

DO YOU BELIEVE IN LIFE AFTER LOVE???

MacLamala dijo...

Risa, siempre!!! Te ha encantado!!

Jei dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDD no puedo, QUE GRANDE!!! (y vosotros también xD)

la epiléptica dijo...

(...) le dije a mamá: “Cher, quiero ser como tú, quiero un pene”. (...) Juassssssssss. Sabes que te quiero Mac!!! :D

La deslenguada dijo...

No creo que ligara ni antes ni ahora.
Antes para poder encontrarle la entrada a la cueva seguro le tiraban harina y ahora deben de levantarle la cuarta barriga para encontrarle el guisantepene.
Ya hay que tener ganas de sexo para acostarte con eso.

Ocnebius dijo...

He llorado mucho leyendo esta entrada, gracias por limpiar mis lacrimales ;) Genial, como siempre!

Arkham dijo...

¿Cual es la diferencia? Antes tenia el pelo corto, tetas, mal gusto a la hora de vestir y no tenía pene... ahora lleva el pelo corto, sigue teniendo tetas, mal gusto a la hora de vestir y la polla ni se la verá, que viene a ser lo mismo que no tener.

Por cierto, no sabía que era el hij@ de Cher, yo lo conocía de Star Wars.

MacLamala dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA me meo con vuestros comentarios!!! jajajajajajajajajajajajajjaajja

Epiléptica, nena, te has ausentado mucho, algún ataque digno de mención? :D

Ocnebius, un placer :D

La conversación en verídica!!! jajajajajajajajaja

la epiléptica dijo...

Pues unos ataques epilépticos por aquí, unas desconexiones de intenné por allá... pero ya estoy de vuelta!!! :D

MacLamala dijo...

Jajajaajajaja BRAVO!! :D